Bunkers del Carmel, las mejores vistas de Barcelona

Barcelona tiene unos cuantos miradores indispensables que permiten ver la ciudad desde lo alto y desde diferentes perspectivas. A lo largo de los años, los he ido visitando todos para encontrar las mejores vistas de Barcelona.

En este artículo te cuento todo sobre el mirador de los Bunkers del Carmel.

Los encantos de los Bunkers del Carmel

vistas bunkers del carmel

En lo alto del Turó de la Rovira se encuentran los Bunkers del Carmel; desde aquí se puede ver una vista panorámica de 360 grados de Barcelona. El mar, Montjuïc, la Sagrada Familia, las calles del Eixample, la Torre de Glòries, el Parque de la Ciudadela, las montañas de Barcelona, Tibi Dabo, los barrios residenciales… Desde los Bunkers del Carmel tendrás toda la ciudad a tus pies. ¡No te olvides la cámara de fotos!

El Turó de la Rovira, donde se encuentran los bunkers, es un espacio patrimonial donde se conservan los restos de una batería antiaérea construida durante la Guerra Civil española

Hace años este lugar era el secreto mejor guardado de los barceloneses. Pero con la masificación turística y las redes sociales este sitio se puso muy de moda entre turistas de todo el mundo que acudían para ver el atardecer. Actualmente, tras las quejas de los vecinos, la zona tiene acceso restringido.

Visitar los Bunkers del Carmel

Desde mayo de 2023 el acceso a los Bunkers del Carmel permanece cerrado durante la noche. 
bunkers del carmel, vistas barcelona

Horario: 9.00 h a 19:30 h (verano) – 9.00 h a 17:30 h (invierno)

Precio de entrada a los Bunkers del Carmel: Gratuito

En toda la zona del Turó de la Rovira hay diferentes alturas donde tomar asiento y disfrutar de las vistas panorámicas de Barcelona. Desde aquí se puede contemplar perfectamente el icónico plano de calles alineadas del Eixample, la silueta de la Sagrada Familia y sus torres, y edificios modernos como la Torre Glòries o las Torres Mapfre en la Villa Olímpica.

Algo que hace aún más especial este mirador es que las vistas panorámicas son de 360 grados. Si te asomas hacia el otro lado podrás ver la Colina del Tibidabo coronada por el templo del Sagrado Corazón.

Ver el atardecer desde el mirador del Turó de la Rovira

La luz anaranjada se refleja en el mar y monumentos icónicos como la Sagrada Familia lucen despampanantes. No es de extrañar que este lugar se haya popularizado tanto.

Si vas a los Bunkers del Carmel a última hora, cerca del cierre, podrás disfrutar del espectáculo.

Exposición «MUHBA Turó de la Rovira»

Este pequeño espacio alberga una exposición donde se presenta un resumen de la historia de Barcelona a vista de pájaro, la Barcelona de la guerra y la post-guerra, la batería antiaérea del Turó de la Rovira y el barrio de los Cañones.

Además la exposición del Turó de la Rovira explica que esta zona de Barcelona estaba llena de chabolas en otra época.

Un poco de historia

Los Bunkers del Carmel forman parte de la historia reciente de Barcelona. Se construyeron durante la Guerra Civil con el objetivo de defender la ciudad de ataques aéreos y de bombardeos.

bunkers del carmel
Fuente: MUHBA

Al terminar la Guerra Civil se destruyeron los cañones  y en esta zona se creó un barrio de barracas, pobre e insalubre: el barri dels canons.

Actualmente los Bunkers del Carmel se suman al patrimonio de la ciudad. El Turó de la Rovira es una de las sedes del Museu d’Història de Barcelona. De hecho, a la entrada de los bunkers hay un pequeño punto de información que ayuda a comprender mejor este singular lugar.

Cómo llegar a los Bunkers del Carmel

Lo cierto es que los Bunkers del Carmel están algo alejados, ¡pero desde luego vale la pena!

Bus directo:

Esta es la manera más barata de llegar al Turó de la Rovira para visitar los Bunkers del Carmel. La línea 22 de autobús sale desde Plaça Catalunya y te dejará muy cerca del mirador de los búnkers del Carmel, tan solo deberás andar unos 5 minutos con una leve pendiente.

Otras combinaciones de bús:

Las líneas 39 o 55 te llevarán hasta la zona baja del parque del Turó de la Rovira. Baja del autobús en la Plaza de la Font Castellana, desde aquí tendrás que caminar 15-25 minutos. Gran parte del recorrido es subiendo la ladera por unas escaleras, ¡al llegar arriba te faltará el aliento!

También hay otras combinaciones de trayecto de autobús con los que llegar a los Bunkers del Carmel: Lineas V17, bus de barri 119, 92 o 24.

Tu recorrido ideal dependerá de en qué zona de Barcelona estés, pero te recomiendo (mucho) que si vas a hacer trasbordo en transporte público lo hagas en Plaça Catalunya ya que está muy bien conectada y que a continuación cojas la línea 22.

Taxi:

La manera más cómoda de llegar a los Bunkers del Carmel es un taxi.

Coche o moto:

Si viajas a Barcelona en tu propio coche, podrás llegar a los bunkers del Carmel a tu aire. También puedes alquilar una moto por uno o varios días. La zona del mirador del Turó de la Rovira es una zona residencial y muy tranquila; no deberías tener problemas de aparcamiento con una moto. Lo cierto es que en esta zona las casitas son las típicas autoconstrucciones de pueblo.

¿Conocías el mirador de los Bunkers del Carmel? ¿También piensas que estas son las mejores vistas de Barcelona?

¿Quieres seguir organizando tu viaje a Barcelona?

Reserva tu alojamiento en Barcelona aquí

Contrata tus tours y excursiones aquí

Cómo llegar al Aeropuerto de Barcelona

Ideas de escapadas de fin de semana desde Barcelona

9 comentarios en «Bunkers del Carmel, las mejores vistas de Barcelona»

  1. Un lugar al que siempre pienso ir cuando visito Barcelona y nunca acabo de realizar, más que nada porque no miro antes cómo llegar hasta este punto y luego me lio y se me come el tiempo. Ahora ya no tengo excusa. Cuando vaya tendré en cuenta tus indicaciones. La idea de subir escaleras durante 25 minutos no me atrae, así que como das varias opciones las estudiaré.
    Un abrazo.

    Responder
    • ¡Hola Mª José! Yo lo he visitado hace poco justamente porque llegar es algo complicado; además como hay tantas cosas que hacer y ver en Barcelona… ¡Pero vale mucho la pena este mirador! Ya me cuentas si finalmente lo visitáis. Un abrazo

      Responder

Deja un comentario